viernes, 22 de julio de 2016

Mis primeros helados



Esto de que los niños no coman fruta es un verdadero suplicio para los padres.
Mi niña es el caso. No hay manera. Sólo ver la fruta a un km de distancia ya le provoca casi pánico. Creo que es algo más psicológico que otra cosa y no pierdo la esperanza, pero me preocupa y en cada producto veo una oportunidad para intentar colarle la fruta, como es el caso de los helados.

Así que el otro día me hice con la heladera de Princess y llevo poquito empezando a probar. De momento con lo básico:

- 1 taza de leche entera
- 1 taza de nata montada
- media taza de azúcar
- media cucharadita de pasta de vainilla

Y partiendo de esta base, le echamos lo que queramos.

Hice dos pruebas:


Una primera con 250 gr de fresas (trituradas, hechas casi zumo y maceradas con un poco de azúcar y limón durante 2 horas). Después se mezclan con batidora con el resto de ingredientes y se ponen en la heladera unos 20 minutos

Pero no coló... estaba de muerte pero para mi niña sabía a fruta!

Así que probé con la pasta de fresa de Homechef, al menos que coma helados naturales (pensé).
Y esta le gustó más, claro que con esa mirada asesina de; ¿me la estarás colando, mamá?

Seguiremos probando porque sale delicioso y cremoso, además de poder controlar tú el tipo y cantidad de azúcares que usas, entre otros ingredientes. Asimismo es algo con mucho potencial, llevo tres helados y ya veo un sinfín de posibles mezclas... hasta estoy pensando en helado salado o picante... jajajaja. Igual es vomitivo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada